Transformación digital. Qué es y cómo afecta a las empresas

 

Cuando hablamos de transformación digital nos referimos a incorporar la tecnología a los procesos de negocio de las empresas tradicionales (sin importar su tamaño), de manera que aumente su productividad y competitividad (bien porque el proceso se hace más rápido, de mayor calidad, más barato o porque nos da acceso a nuevos mercados).

Este cambio implica una nueva cultura organizacional abierta y que pueda adaptarse, donde el gran reto es transformar a todas las áreas de la empresa para lograr empresas rápidas y flexibles. Realmente un gran reto para las empresas que quieran tener un sitio en el mercado durante los próximos años.

Transformacion_Digital

 

¿Cómo será el futuro?

Para entender la velocidad de esta transformación, permítanme utilizar una comparación con nuestra vida personal. Pensemos como ha cambiado nuestra forma de relacionarnos (Whatsapp, Twitter, Facebook, etc) o el acceso a servicios de entretenimiento (Netflix, compra de entradas o billetes, series a demanda, etc) en los últimos 5/10 años. Ahora extrapolemos esto a los negocios y preguntémonos si el cambio ha sido de la misma magnitud.

La respuesta es que las empresas, por su tamaño, tardan mucho más tiempo en adaptar esta tecnología, pero terminan haciéndolo. Lo importante es que no lo hagan demasiado tarde.

 

“La transformación digital es la oportunidad estratégica de incorporar nuevas tecnologías, pero sobre todo nuevas lógicas, para que el negocio sea más eficiente y permita nuevas oportunidades.”

¿Que debemos tener en cuenta?

 

Analizar el modelo de Negocios

La Transformación Digital ha traído consigo el nacimiento de nuevos modelos de negocio como, por ejemplo, las plataformas eCommerce, donde la venta de productos se realiza online en vez de en tiendas físicas y que cuenta con la digitalización de todo el proceso.

Sin embargo, en ocasiones las empresas se muestran poco receptivas a cambiar el modelo tradicional sobre el que se sustentan. Corren así el riesgo de no satisfacer las necesidades de sus clientes y perderlos en beneficio de sus competidores más digitalizados.

 

Realidad aumentada

A muchos de nosotros no nos compran, les tenemos que vender. Lo bueno es que, desde hace tiempo, contamos con herramientas que permiten mostrar nuestros productos funcionando. ¿Es vuestro caso?

 

ERP adaptado

Hace décadas que nadie discute la importancia de los ERP. Pero, ¿están adaptados para la nueva realidad? Está claro que deben incluir herramientas que nos permitan no solo tener toda la información al instante (ERP, CRM, MRP, etc.) sino anticiparnos a los problemas (Cuadro de mandos, Cuadro de calidad, etc.). Pero también es indispensable que esta información esté donde la necesitemos y cuando la necesitemos, o sea, en nuestros dispositivos móviles.

 

Análisis de datos

Los datos son la clave para entender lo que está pasando y actuar en consecuencia. El sector del Big Data está muy maduro y con herramientas para todos los gustos. El problema es que hay que conocerlas he integrarlas con nuestras aplicaciones. Disponer de indicadores de negocios y análisis de tendencias puede ser una gran ventaja, pero no tenerlo sí un gran inconveniente.

 

Los clientes

Es evidente que la forma de venta está cambiando. Los potenciales clientes están muy informados y con una simple búsqueda saben mucho de nosotros, de nuestros productos y de la opinión que otras personas tienen de nosotros. Por ello hay que tener en cuenta:

  • Conocer los nuevos hábitos de consumo de nuestros clientes. Están en permanente cambio y tenemos que adaptarnos.
  • Utilizar las nuevas plataformas disponibles como canal comercial, especialmente las aptas para dispositivos móviles.
  • Publicidad. Debemos aprovechar los medios digitales asociados con nuestro negocio. Ya no son los mismos que antes.
  • Cuidar la reputación de la marca. Todo lo que decimos y como lo decimos queda registrado. Además, tenemos que saber lo que los usuarios opinan para podemos sacar provecho. Un mal uso de esta herramienta puede ser nuestra ruina.
  • Lo mismo para nuestra competencia. Tenemos que saber que está haciendo (y como) para actuar en consecuencia.

 Aprender e informarse

Está claro que muchos de estos conceptos nos suenan familiares y los creemos accesibles. El problema es que no todos tendremos los conocimientos dentro de la empresa para implantar ciertos cambios que muchas veces son traumáticos. Lo bueno es que es un tema actual, del día a día, y que las instituciones están fomentando. No dudemos en apuntarnos a eventos o reuniones que traten estos temas para aprender más y definir cuál es nuestro mejor plan de acciones.

 

Liderazgo y Estrategia

Pero probablemente lo más complicado de toda la transformación digital es llevarla a buen puerto. Para ello no solo se necesita una estrategia bien definida y con hitos claros, sino que uno de los elementos clave que se debe tener muy en cuenta es el liderazgo. Los directivos de la empresa deben convertirse en auténticos líderes y agentes del cambio orientado hacia la digitalización de la entidad.

De esta forma, el nuevo paradigma comienza instaurándose en la dirección de la empresa para posteriormente extenderse a nivel interno a todo el organigrama, sin excepción alguna. Es decir, todos los departamentos y personal humano que conforman la organización deben apostar plenamente por este proceso para conseguir una implantación exitosa.

 

 

Y su empresa, ¿en qué parte del proceso de transformación tecnológica se encuentra?

 

Los comentarios de esta entrada están cerrados