Una fiscalidad internacional más eficiente

La OCDE ha hecho públicos los primeros informes derivados de su Plan de acción sobre la erosión de bases y el traslado de beneficios, conocido como BEPS por sus siglas en inglés, que concretan el posicionamiento de los países agrupados en este organismo sobre siete de las quince iniciativas de las que consta el plan. Aunque el título no lo explicita, parece oportuno apuntar que el objetivo de la OCDE y del G20 es acabar con la erosión inadecuada de las bases imponibles, entendiendo por inadecuado lo contrario a la norma establecida.

coins-948603 - Resized

La norma establecida en el ámbito de la fiscalidad internacional no es algo sencillo de enunciar, pero podemos simplificarla diciendo que se estructura en torno a dos grandes elementos: la red de convenios fiscales bilaterales tejida siguiendo el modelo de la OCDE y el principio de plena competencia, consagrado en las directrices de esa misma organización. El objetivo final es conseguir que los negocios tributen por los beneficios allí donde crean el valor que los genera; y la cuestión principal es, ¿dónde se crea el valor?

Leer más